Dieta para bajar de peso en la menopausia

September 17, 2010

Dieta bajar peso menupausia

Si ya pasaste de los 40 y estás en la época de la menopausia, debes saber que existen muchas alternativas para controlar tu peso y no aumentar de kilos y si ya los tienes también los puedes eliminar con facilidad. Con esta dieta puedes mantener tu peso ideal y además bajar esos kilitos que te están molestando tanto y de manera saludable, lo único que debes hacer es seleccionar alimentos saludables y cambiar algunos hábitos de tu vida.

Esta dieta se basa en la elección de alimentos bajos en calorías, que aporten minerales como calcio, vitaminas A y D, que son indispensables para evitar la osteoporosis.

Recuerda:

Es importante realizar de seis a cinco comidas al día, las porciones deben ser pequeñas y si ves que comes muy poco intenta servir en platos pequeños para engañar al estómago, si tienes mucha hambre come una ensalada antes o toma un vaso con agua.

Toma mucho líquido durante el día, puedes tomar agua, infusiones o jugos de fruta natural sin azúcar, te ayudan a mantenerte hidratada y además eliminas toxinas. Realiza alguna actividad física mínimo 30 minutos, tres veces por semana.

Estos son los alimentos que debes consumir:
•    Leche descremada: Si tienes la posibilidad elige una leche fortificada con calcio. La leche naturalmente contiene este mineral, pero existen leches a las que se les adiciona aún más calcio. Todos los días debes tomar por lo menos dos vasos de leche o reemplazarla por yogurt descremado.
•    Queso descremado: Todos los días debes consumir 1 porción de queso, ya sea de pasta firme o untable.
•    Huevo: 3 unidades enteras por semana. La clara la puedes consumir todos los días. La yema la puedes consumir 3 veces semana.
•    Carne: Consumir preferentemente pescado (3 veces por semana), pollo (2 veces por semana) o carne de ternera sin grasa (2 veces por semana). No fiambres o embutidos.
Continua…

Alimentación en la menopausia

June 28, 2010

Dieta menopausia

Es el periodo comprendido entre los 40 y los 50 años, el cuerpo femenino en esta etapa de la vida experimenta una serie de desarreglos orgánicos, como consecuencia de la falta de estrógenos, que son las hormonas femeninas.  Algunas mujeres sufren estos cambios de manera simple y soportable, pero otras sufren física y emocionalmente las consecuencias de esta carencia hormonal. El ciclo sexual suele hacerse irregular ya que se produce una disminución de la producción hormonal ovárica, hasta que después de algunos años cesa por completo tal producción hormonal al igual que su capacidad reproductiva.

Los síntomas habituales en esta etapa son:


Aumento de peso

Algunas mujeres suben de peso entre 2 y 3 kilos, este aumento de peso se produce tras la menopausia y es un aumento de grasas que se localizan generalmente en el abdomen y puede ser un riesgo de sufrir problemas vasculares.

Descalcificación ósea

Por la disminución en la absorción del calcio se pueden producir enfermedades con la osteoporosis.  Por esta razón en esta época se pueden producir fracturas y otros trastornos esqueléticos. Dolores articulares se pueden producir también.

Sofocos

Es uno de los primeros signos y se puede producir dos o tres años antes de que la regla desaparezca totalmente.  Se produce como una sensación repentina de calor en la cara y el cuello y sigue hacia el pecho y los brazos continuando con algo de sudoración y frío.  Algunas veces se acompaña de enrojecimiento de la piel y puede acelerarse el pulso.

Sequedad vaginal

Al haber poca producción de estrógenos, las paredes de la vagina se hacen más frágiles y delicadas y de esta forma se reduce la humedad natural de la zona.  Aunque no se manifiesta en todas las mujeres, las que sufren de este padecimiento sienten escozor, tirantes o sequedad.

Alteraciones síquicas
Se presenta irritabilidad, ansiedad, nerviosismo e insomnio y hasta depresión.

Por esta razón es importante cuidar la alimentación en este periodo ya que las necesidades metabólicas de energía de las mujeres disminuyen un 5% por cada década y esto se traduce en una necesidad de calorías en menor cantidad. Si no se tienen complicaciones o enfermedades durante este periodo la alimentación debe ser una dieta equilibrada en función de aspectos individuales como edad, peso, actividad física, entre otros. Por esta razón es importante que consultes con tu médico antes de automedicarte o realizar cualquier cambio en la alimentación.

Debes consumir estos alimentos para llevar una vida sana y tranquila:

Continua…