10 mitos sobre alimentación

June 28, 2010

Dieta mitos alimentacion

La alimentación es un tema alrededor del cual se han tejido verdades a medias, que se han convertido en mitos provocando efectos negativos insospechados en la salud de miles de personas. Circulan en diferentes sitios consejos relacionados con la alimentación pero la mayoría de ellos carecen de bases científicas lo que ha generado la aparición de dietas mágicas y otras versiones que afirman tener la verdad absoluta en cuanto a alimentación se trata.

Según los expertos en la materia las preguntas o mitos más frecuentes a la hora de pensar en alimentación son los siguientes, a continuación las respuestas de los nutricionistas:

MITO UNO
¿Para perder peso hay que hacer dieta?

Los especialistas comentan que las dietas restringidas o hipocalóricas generan problemas de recaída en la obesidad, pérdida de líquido y masa muscular lo que puede producir el efecto rebote.  Lo recomendable es recurrir a un plan de alimentación que forje cambios en los hábitos de alimentación y evite el subir de peso nuevamente, aunque esta pérdida de peso es gradual y menos impactante que el resto de las dietas relámpago.

Señalan que un buen plan de alimentación debe basarse en estos tres puntos: Variedad: Debe incluir todos los grupos de alimentos, Equilibrio: La cantidad de calorías que se consumen no debe superar las que se gastan, Moderación: Se deben consumir porciones pequeñas y comer de 4 a 5 comidas diarias incluyendo la media mañana y la merienda.

MITO DOS
¿Lo único que importa es el nivel de calorías?

Los nutricionistas afirman que esta creencia es falsa, la obsesión por medir las calorías no tiene en cuenta que a la hora de la preparación de los alimentos se modifican. Se debe tener en cuenta la forma de preparación de los alimentos y los ingredientes que se incluyan en estos para conocer en realidad las calorías que se están consumiendo en realidad.

Se debe también tener en cuenta el poder de saciedad de los alimentos y su índice glucémico que es una variable que mide la capacidad de los alimentos de elevar el azúcar en la sangre después de ser ingeridos.

Debe considerarse también la adecuación de cada plan de alimentación a las características personales de quien los consume y su entorno social, una dieta tiene que facilitar las cosas a las personas y no complicarlas, afirman.

Continua…