Obstáculos y estrategias en las dietas (I)

July 8, 2010

Dieta estrategias

Esta es una guía detallada para lograr la continuidad en una dieta sin caer en los obstáculos que se nos presentan día a día y poder continuar con un plan de alimentación saludable y poder bajar de peso.

1. Cuando comes fuera elijes tus platos favoritos
Hemos mencionado en otros artículos que este hábito no es perjudicial siempre y cuando se haga de forma moderada y no muy a menudo, si comes frecuentemente en restaurantes trata de elegir comida sana.

Estrategias
Come la mitad de tu plato favorito, puedes intentar comiendo con otra persona lo mismo para dividir la porción en dos. De esta forma no estarás consumiendo muchas calorías.

Antes y durante las comidas limita consumir otros alimentos como aperitivos, pan o bebidas muy calóricas.

Algunos platos que pueden gustarte demasiado pueden estar acompañados de salsas u otros acompañamientos con contenido calórico muy alto, en este caso pide que te lleven el acompañamiento aparte y de esta manera podrás controlar la cantidad que consumas.

Si sabes que vas a comer por fuera de casa y que las comidas pueden incluir muchas calorías, aumenta tu rutina de ejercicios el día anterior, pero con esto no queremos decir que puedas comer lo que se te cruce en el camino, siempre ten en cuenta que debes ser moderado.

2. Como mucho más cuando estoy estresado o deprimido
Muchas personas tienden a comer más y poco saludable cuando se encuentran atravesando momentos difíciles, pero en este caso se debe ser conciente que la comida no es la excusa para comer de más y mucho menos la salida a los problemas.

Estrategias

Trata de no pensar siempre en comida, llama a un amigo o sal a caminar ya que si haces una actividad diferente la ansiedad y deseos de comer puede que disminuyan un poco.

Trata de no mantener en el refrigerador o cerca de ti comidas con alto contenido de calorías, de esta forma en momentos de crisis no tendrás oportunidad de salir corriendo a la nevera a picar y picar.

Trata de conocer muy bien tu cuerpo y saber cuando realmente tienes hambre, ya que muchas veces el deseo de comer debido al estado de ánimo no es necesariamente cuestión de hambre.

Continua…