Prepara fritos más saludables

Dieta fritos saludables

Los alimentos fritos aunque son deliciosos no son recomendables para la salud y su consumo excesivo afecta negativamente las arterias además de causar problemas cardiovasculares a largo plazo.  Pero no es necesario que los elimines por completo de tu alimentación, puedes darte de vez en cuando un gusto para quitar el antojo y además no sentir que estás sufriendo o sacrificándote demasiado al realizar una dieta.

Sigue estos sencillos consejos a la hora de preparar comidas fritas, de esta forma las estarás consumiendo un poco más saludables:

Ingredientes
Es importante que a la hora de preparar frituras elijas muy bien los ingredientes que vas a utilizar para no agregar más grasas a los alimentos normales.  Si vas a preparar croquetas es mejor que sean de vegetales, pescado o legumbres, de esta manera estarás aportando vitaminas, minerales y fibra, también recuerda escoger cortes magros y acompañar las carnes rojas con vegetales frescos.

Apanado

Usualmente las personas suelen apanar las frituras para darles más sabor a los alimentos, suelen prepararse con una mezcla de pan rallado, huevo y leche, pero para hacerlos más saludables con menor aporte de grasa, reemplaza la mezcla solo con huevo y harina o agua fría o huevo y harina.

Aceite

A la hora de preparar frituras más saludables, es importante elegir un aceite suave, a la hora de freír los aceites con mayor resistencia al calor son el de oliva  y el de soja. Evita calentar mucho el aceite o dejar que humee ya que de esta manera de degradará rápidamente y puede formar compuestos tóxicos, evita también reutilizar el aceite con el que has preparado otros alimentos.

Jamás mezcles aceite nuevo con aceite utilizado y tampoco aceite de semillas con el de oliva ya que se quemará uno más rápido que el otro y puede generar sustancias tóxicas.

Seca los alimentos

Cuando vayas a fritar algo muy húmedo, recuerda secarlo muy bien antes de freírlo ya que de esta forma el aceite no se descompondrá tan fácilmente además que evitarás salpicaduras y por consiguiente posibles quemaduras.  Siempre cambia el aceite o úsalo no más de dos veces para evitar reacciones químicas dañinas como los ácidos grasos trans.

Muy caliente
El aceite debe estar lo suficientemente caliente pero sin llegar a quemarse, de esta forma los alimentos se cocinan con más rapidez y se evita que absorba aceite con lo que quedará más seco a la hora de consumirlo.  La cantidad de aceite también es importante porque si se fríe con muy poco aceite se quemará rápidamente y se formarán toxinas nocivas para el organismo.

Freidora o sartén

A la hora de freír los alimentos puedes elegir cualquiera de las dos opciones. La freidora tiene la ventaja de permitirte controlar la temperatura y de esta forma conoces el momento exacto en el que debes introducir los alimentos, así no se impregnará la comida de aceite y quedará bien cocido.

Al sacar las frituras del sartén es conveniente que utilices una espumadera, para que antes de servirlas en el plato el aceite que pueda estar en el alimento se escurra bien, si no cuentas con una puedes hacerlo con servilletas absorbentes.

Conservación

Es importante que conserves el aceite en un recipiente bien cerrado y en lugares oscuros y frescos. Lejos de la humedad y el calor ya que este tipo de ambientes favorecen su deterioro.

Corte de los alimentos
Por ejemplo las patatas fritas si las cortas de forma muy delgada, absorben más grasa, por esta razón deben ser cortes un poco más gruesos.

Bajo: , , , , , , , , , , Alimentos, Nutrición y Alimentación   

Post Relacionados

Comentarios

Comentala