Mitos y verdades de los quemadores de grasa

Dieta quemadores de grasa

Es una realidad, cada vez más personas buscan bajar de peso y poder lucir una figura más atractiva y acuden a diferentes métodos para conseguir su objetivo y por esta razón en el mercado se ofrecen todo tipo de productos que prometen esta baja de peso y las personas suelen creer en todo lo que ven sin pensar en las consecuencias tanto para su salud como para su bolsillo.

Las empresas farmacéuticas y de suplementos dietéticos se proponen siempre lanzar nuevos productos con grandes despliegues de publicidad, demostrando en muchas ocasiones con falsedad, mostrando esculturales modelos o personas dando su testimonio, los resultados de sus productos para adelgazar sin esfuerzos.

Pero ten en cuenta que estas promesas y campañas agresivas para lograr el consumo de estos productos milagrosos, lo único que logran es enriquecer aún más estas industrias, pero la falsedad es tan grande como el riesgo que corre tu organismo al consumir este tipo de elementos.

Los productos que más se venden son sin duda los lipotrópicos, aunque los diuréticos, los anorexígenos y los laxantes también tienen un gran movimiento en el mercado.  Pero desafortunadamente en este momento todo vale con tal de eliminar esos kilitos de más y poder lucir más delgadas, aunque este tipo de productos sean un riesgo latente para nuestra salud.

Desafortunadamente intentamos y deseamos bajar de peso sin tener que hacer mucho esfuerzo pero el método que en realidad funciona y que aunque implique algo de esfuerzo y sacrificio, es el ejercicio y acompañado a él una dieta balanceada pero jamás restrictiva.

Pero luego de intentar hacerte entender que todo lo que se propaga no te ayudará con el problema y que la solución no es tan fácil, vamos a tratar de explicar de qué se tratan estos productos quemadores de grasa:

Lipotrópicos:

Lipotrópicos es una sustancia que previene o disminuye la acumulación de grasas en el hígado y de esta forma facilitar el transporte de las mismas desde el hígado hacia los depósitos de grasa del organismo.

Luego de esta explicación técnica, podemos deducir que el término tal como se aplica en el ámbito de adelgazamiento no solo corresponde a una sustancia con propiedades adelgazantes, sino que es al contrario de lo que se vende, ya que promueve la acumulación de grasa en áreas específicas del cuerpo. CONTRARIO A LO QUE BUSCAMOS?…

L- carnitina:

Su función es facilitar el transporte de ácidos grasos para emplearlos en la producción de energía.

Muchas empresas ofrecen este producto prometiendo que el aumento en el uso de las grasas como fuente de energía hará que bajes de peso durante el ejercicio.  Pero las investigaciones realizadas en deportistas, han demostrado que el consumo de carnitina no mejora el rendimiento, ni produce ningún aumento en los niveles musculares y en consecuencia no afecta la energía muscular ni el metabolismo de las grasas por lo que no vas a bajar de peso. Por otro lado, el organismo ya produce la cantidad necesaria de carnitina para permitir la correcta oxidación de los lípidos.

Colina e inositol:

La colina forma parte del complejo B y es considerada con una verdadera vitamina y su carencia produce grasa en el hígado.  Su acción lipotrópica es acelerar la formación de fosfolípidos.

Estas substancias presentes en muchos preparados que se proclaman como quemadores de grasa contribuyen a reducir los niveles de grasa subcutánea. Pero ningún estudio científico ha podido demostrar que con su consumo se reduzcan los niveles de grasa subcutánea, ni siquiera con dosis altas.

Efedrina:

Es un alcaloide que se usa como vasopresor y broncodilatador. Por vía bucal se administra en el asma esencial, la bronquitis crónica y la hipotensión. En solución oleosa se emplea para combatir la fiebre del heno y los catarros nasales. En forma de sulfato de efedrina es también estimulante del sistema nervioso y se utiliza en el tratamiento del asma, el enfisema, el colapso, etc. Se trata pues, de un medicamento y solo debe ser usado bajo prescripción médica.

Algunos quemadores de grasa contienen efedrina porque durante los procesos de restricción calórica mal diseñados, el individuo acostumbra a padecer ciertos efectos adversos como debilidad muscular, apatía mental, dificultades para mantener la atención, etc. El consumo de esta substancia en grandes dosis contribuye a paliar los síntomas señalados y produce un estado de estimulación nerviosa, acelera el metabolismo, disminuye la sensación de hambre, aumenta la utilización de grasas, reduce la fatiga y aumenta la atención. Pero, por otro lado, también provoca efectos negativos serios, como: hipertensión, dolor de cabeza, alteraciones del ritmo cardíaco y ansiedad.

Ni que decir tiene, que está incluida en la lista de substancias dopantes y su uso está rigurosamente prohibido. A menudo se asocia con cafeína y aspirina en un intento por potenciar su efecto acelerador del consumo calórico.

Triyodotironina:

Está indicado su uso en los casos de mal funcionamiento de la glándula tiroides o ausencia de la misma por extirpación quirúrgica.

Algunos deportistas la usan para mantener su peso o reducir los niveles de grasa corporal por su efecto acelerador del metabolismo. El uso inapropiado de esta hormona puede traer graves e irreversibles consecuencias, entre las que cabe destacar: taquicardia, insomnio, temblores, arritmias cardíacas, adelgazamiento excesivo, debilidad muscular, cefaleas e hipotirodismo como efecto de rebote al cesar el consumo.

Fenfluramina:

Esta substancia es un anorexígeno ampliamente utilizado en los tratamientos para combatir la obesidad. Reduce el apetito y en consecuencia el peso corporal. Se cree que esta droga actúa estimulando primariamente el centro de saciedad y secundariamente deprime el centro de alimentación, pero carece por completo de acción estimulante central, efecto indeseable frecuente de los anorexígenos en general.

Sus efectos secundarios pueden ser: náuseas, sequedad de boca, somnolencia, astenia y cefalea.

Clenbuterol:
Es utilizado clínicamente para el tratamiento del asma, la bronquitis asmática y la bronquitis espástica. A pesar de no ser un esteroide anabólico, tiene propiedades anabólicas en los animales y es ilegalmente usado para el engorde del ganado.

La carne tratada con clenbuterol tiene menos grasa y una mayor proporción de tejido magro. Algunos deportistas lo usan por dichas propiedades durante los períodos de restricción calórica en un intento por reducir los niveles de grasa y aumentar la masa muscular. Sus efectos secundarios son: taquicardia, palpitaciones, hipotensión, náuseas, cefaleas, sudoración, mareos, inquietud y temblor de manos.

Ahora si piensa bien el lo que consumes y en las promesas que te hace la televisión, radio y testimonios de gente que ha consumido estos productos y ha conseguido algo de mejoría o reducción de peso, no hay nada más milagroso que una dieta balanceada y ejercicio regular para quemar grasas y bajar de peso.  Nada se consigue sin esfuerzo ni voluntad de nuestra parte, no obstante si creemos en formulas magicas, hasta cabe la posibilidad que tengamos exito, pero será efimero y peor aún…RIESGOSO PARA NUESTRA SALUD Y NUESTRA VIDA.

Bajo: , , , , , , , Dietas, Peso Ideal   

Post Relacionados

Comentarios

Comentala