Exfoliantes naturales para tu rostro

Dieta exfoliantes naturales

La exfoliación es la eliminación de las células muertas. La piel realiza este proceso de forma natural cada 28 días, pero, a medida que se envejece y por los productos que a diario utilizamos el proceso se hace cada vez más lento. De esta manera las células muertas se quedan en la superficie y las células nuevas no tienen como crecer.

El resultado es una piel seca, con puntos negros o espinillas y es áspera. Debes tener en cuenta tu tipo de piel para realizar la exfoliación, si es grasosa debes hacerla dos o tres veces por semana, mientras que si es seca puedes hacerla una vez por semana.

Aquí algunas recetas caseras para preparar tus propios exfoliantes en casa:

Exfoliante de tomate
1 tomate
1 limón
1 cucharadita de avena molida

Extrae el jugo del limón.  Tritura el tomate hasta formar un puré, agrega el jugo del limón y la avena molida. Mezclar hasta tener una pasta suave. Aplica sobre tu cara y deja actuar por 15  minutos. Retirar con agua tibia.  Recuerda aplicar en la noche ya que el limón puede manchar la piel si se expone al sol.

Exfoliante de azúcar
1 taza de azúcar
1 taza de aceite de oliva
1 cucharada de jugo de limón

Mezcla el azúcar y el aceite de oliva. Agrega el jugo del limón y revuelve bien.  Aplica en el rostro haciendo suaves masajes circulares.  Deja actuar por 5 minutos y retira con agua fría.

Exfoliante de harina de maíz
Zumo de limón
1 cucharada de azúcar blanca
1 cucharada de harina de maíz
2 cucharadas de agua de rosas
2 gotas de aceite esencial de limón

En un recipiente, preferiblemente de vidrio, mezcla el azúcar y la harina de maíz con el agua de rosas hasta que se obtenga una pasta. Agrega el aceite esencial y aplica en tu rostro realizando suaves masajes circulares. Retira con agua fría y aplica crema hidratante.

Exfoliante de café

Agrega un poco de café a tu crema limpiadora. Aplica en tu rostro húmedo y realiza masajes circulares, retira con agua tibia.

Exfoliante de leche y avena

2 cucharadas de leche en polvo
Media taza de avena molida
1 cucharadita de maicena

Mezcla los ingredientes en un poco de agua hasta formar una pasta suave. Aplica en el rostro y cuello realizando masajes circulares. Retira con agua tibia.

Exfoliante de granola

Media taza de granola
Un poco de agua caliente

Mezcla los ingredientes, humedece tu rostro y aplica la mezcla  en el rostro haciendo movimientos circulares suaves. Retira con agua tibia.

Exfoliante de azúcar y limón
Coloca dos cucharadas de azúcar en una taza y agrega el jugo de medio limón, revuelve hasta formar una pasta.  Lava tu rostro bien y aplica la mezcla con el rostro húmedo, haciendo movimientos circulares.  Deja actuar por 5 minutos y retira con agua tibia.

Exfoliante de miel y avena

Mezcla un cuarto de taza de avena con una cucharadita de miel, lava bien tu rostro y aún estando húmedo aplica la mezcla deja actuar por 15 minutos. Retira con agua tibia.

Exfoliante de fresas
Tres o cuatro fresas maduras
Una cucharada de yogurt natural
Dos cucharadas de avena

Machaca las fresas hasta formar un puré y agrega el yogurt y la avena, revolviendo bien hasta formar una pasta suave.  Coloca la mezcla sobre tu rostro y deja actuar de 10 a 15 minutos, retira con agua fría.

Exfoliante de zanahoria
Licua una zanahoria y cuela el jugo resultante mézclalo con una crema hidratante.  Aplica en tu rostro con masaje circulares para eliminar las células muertas. Retira con agua tibia.

Exfoliante de yogurt con sal

2 o 3 cucharadas de yogurt bajo en grasa
Una pizca de sal

Mezcla bien los ingredientes y aplica en el rostro con un ligero masaje. Si tu piel es seca, puedes mezclar el contenido de una cápsula de vitamina E en lugar de la sal. Retira con agua tibia.

Exfoliante de avena y miel
1 cucharada de hojuelas de avena
1 cucharadita de miel
1 cucharadita de yogurt bajo en grasa
1/2 cucharadita de sal marina

Mezcla todos los ingredientes y aplica sobre el rostro limpio, con un ligero masaje de movimientos circulares. Enjuaga varias veces con agua tibia, para retirar.

Exfoliante con frutas
Un vaso de piña en trozos
Medio vaso de papaya en trozos
Una cucharada de miel

Coloca todos los ingredientes en un recipiente y macéralos hasta que se conviertan en una especie de puré. Aplícate esta pasta sobre el rostro y cuello bien limpios, déjala actuar durante 15 a 20 minutos. Retira con abundante agua tibia.

Bajo: , , , , , , , , Belleza, Remedios Caseros   

Post Relacionados

Comentarios

Comentala