Evita que tu hijo engorde en vacaciones

Dieta vacaciones

Durante el periodo de vacaciones los niños suelen subir de peso por la falta de una alimentación equilibrada, ya que para los padres es un poco difícil decir no cuando sus hijos piden cosas que puede que no sean muy sanas para su dieta.

Los especialistas estiman que un niño puede engordar hasta 3 kilos durante dos semanas de vacaciones, por el desorden en cuanto a su alimentación, en esta época se ingieren muchas grasas y azúcares perjudiciales para su salud y su peso.

Los niños en sus vacaciones se olvidan de las tareas del colegio, duermen más y disfrutan de actividades variadas que los conducen a consumir muchas golosinas y comida chatarra, lo que los hace ganar peso de manera rápida y fácil.

Muchas veces al dormir más tiempo y levantarse más tarde, los niños dejan pasar la hora del desayuno, a la hora de almorzar consumen alimentos ricos en grasas, se alejan de la dieta saludable que generalmente llevan y eliminan por completo la fibra, los vegetales y las frutas.

Por esta razón y aunque sea un poco complicado, los padres deben estar atentos, los niños no deben saltarse ninguna comida, se deben respetar lo que más se pueda los horarios de comida y se debe realizar actividad física que aumente el gasto de energía.

Al ingerir comida chatarra con frecuencia, los niños corren el riesgo de sufrir de sobrepeso además de irlos llevando en mediano plazo a padecer de hipertensión arterial y colesterol alto. Con esto no estamos diciendo que se deban eliminar completamente este tipo de comidas y obligarlos a comer cosas que para ellos no sean tan apetitosas, sino que se debe equilibrar la dieta agregando frutas, verduras y mucha actividad física.

Si un niño lleva una dieta equilibrada y sana durante las vacaciones y el resto del año, puede comer algo que le parezca delicioso y provocativo, pero siempre con moderación y sin caer en lo cotidiano.

Bajo: , , , , , , , , Niños, Nutrición y Alimentación   

Post Relacionados

Comentarios

Comentala