Estrés y ansiedad

Dieta antiestres

Este término se aplica a las presiones que generalmente las personas tienen en su vida diaria, se manifiesta como una descarga producida por la acumulación de tensión física o sociológica.  Afecta casi todos los órganos del cuerpo como el cerebro, corazón, nervios, digestión y altera el sistema inmunológico.

Existen dos tipos de estrés: positivo que es el que motiva a las personas a realizar diferentes actividades y el negativo que produce daño y enfermedades degenerativas al organismo.  Los factores que producen el estrés pueden ser externos como problemas económicos, familiares, exceso de trabajo, entre otros y los estímulos internos como un dolor, una enfermedad, problemas sicológicos, etc.

Por lo general el estrés tiene síntomas como dolor de cabeza, de espalda, sudoración excesiva, cansancio, gastritis, falta de sueño, aumento o disminución del apetito.

Las hierbas son maravillosas para calmar el estrés y la ansiedad, te damos algunos remedios para tratarlo, pero recuerda que debes conocer primero la causa para no depender siempre de sedantes.

Infusión
250 ml de agua hirviendo
1 cucharadita de manzanilla
1 cucharadita de poleo

En el agua hirviendo coloca las hiervas y deja reposar durante diez minutos, luego de ese tiempo cuela.  Endulza con miel si lo deseas y toma una taza tres veces al día.

Jugo

Un banano
Media pera
Cinco fresas
1 cucharada de levadura de cerveza

Pela y pica las frutas, colócalas en la licuadora con un poco de agua. Agrega  luego la cucharada de levadura de cerveza y mezcla bien. Toma antes de dormir.

Infusión
Hojas y flores de lavanda
Agua

Prepara un té con las hojas y flores de lavanda y toma la infusión antes de cada comida.

Sedante
250 ml de agua hirviendo
1 cucharadita de raíz de valeriana

En un recipiente coloca la raíz en el agua hirviendo, deja reposar durante diez minutos tapado y luego cuela.  Trata de tomar tres veces al día.  Si te molesta el olor de la valeriana elige las pastillas o en gotas y toma una o dos pastillas o media cucharada de las gotas. Recuerda no tomar por largos periodos de tiempo ya que puede causar dolor de cabeza y espasmos musculares.

Baño tranquilizante
250 gramos de sales de epsom
5 gotas de aceite esencial de lavanda
5 gotas de aceite esencial de sándalo

En la bañera mientras se llena de agua caliente agrega las sales de epsom y los aceites esenciales revolviendo un poco antes de meterte en ella.  Relájate y quédate en la bañera durante 20 minutos.

Masaje tranquilizante
20 gotas de aceite esencial de canela
2 cucharadas de aceite de almendras

Calentar, en un recipiente los aceites retirar del fuego y realiza y suave masaje detrás de tu  cuello.  Te hará tranquilizar y aumentar tu ánimo.

Infusión
1 puñado de flor de azahar
Agua
2 hojas de yerbabuena

Macera la flor de azahar en el agua por un día. Prepara un té con la yerbabuena y agregue el agua de azahar. Toma antes de dormir.

Bajo: , , , , Plantas Medicinales, Remedios Caseros, Salud   

Post Relacionados

Comentarios

Comentala