Cómo elegir la mejor dieta para tí

Consejos elegir dieta

Antes de  elegir la dieta que se adecue a tus necesidades, debes de tener en cuenta aquella que incluya todos los nutrientes diarios necesarios como son vitaminas, minerales, fibras, proteínas e  hidratos de carbono, será la correcta. Lo primero que debes tener en cuenta es que no ofrezca resultados llamados “milagro”, estas dietas que prometen bajar de peso de manera rápida, haces que rebajes los kilos de más pero pueden descompensarte y hasta recuperar el peso perdido y muchos más luego de dejarlas.

Mientras bajes de peso de manera lenta y saludable, no volverás a recuperar el peso perdido y siempre te mantendrás sano y el peso no lo recuperas jamás. Además este tipo de dietas balanceadas pueden convertirse en un hábito para toda la vida que te brindará beneficios siempre.

Una buena dieta debe de recomendar ejercicios más o menos moderados y con una cierta frecuencia, para que sea efectiva. Elige dietas que recomienden muchas frutas y verduras, que aportan vitaminas y minerales, legumbres y cereales, preferentemente integrales y con las proteínas necesarias, bien sean vegetales o animales y desecha aquellas dietas que ofrezcan milagros a través de pastillas o medicamentos, opta siempre por la natural.

El mercado vende y nosotros compramos sin pensar que es lo que en realidad vamos a obtener, por falta de información, por un deseo cegado que se limita a perder peso mediante una dieta sin importar de que dieta se trata. El mercado, también nos quiere vender las bebidas Light, que si bien tienen un bajo contenido graso y calórico al tomarlas frecuentemente y en abundancia creyendo que como son Light no vamos a engordar, pero si las consumimos de este modo tendrían el mismo resultado que si hubiésemos tomado una bebida normal. Si esta bebida la tomamos para acompañar una dieta equilibrada puede resultar beneficiosa porque tiene menos cantidad de calorías.

Es verdad que para muchos no es fácil comenzar una dieta, por lo general escuchamos decir “esta semana comienzo” como si este día fuese el comienzo de un nuevo modo de vida. Pero lo peor de esto es que ese día nunca llega porque todas las semanas escuchamos decir lo mismo y esto se debe a que alguna vez se ha comenzado cometiendo cierta cantidad de errores como comenzarla por la presión externa de una sociedad que pareciera que quiere ver en el caso de las mujeres un prototipo de mujeres delgadas sin medir ninguna consecuencia.

Y es así como algunas personas comienzan las dietas sin medir las consecuencias simplemente para estar de acuerdo con los estereotipos que “requiere la sociedad”. Si la persona se encuentra en ese momento con el autoestima baja, al no notar cambios inmediatos en su físico cometerá una gran cantidad de errores en cuanto a su alimentación pudiendo caer en la anorexia o en la bulimia.

Tomar la decisión de hacer dieta es muy trascendental, porque implica cambios drásticos en tu vida. Por eso, para empezar, piensa si tus intenciones y tu capacidad de compromiso son realmente serios y de verdad te vas a comprometer. Cuestiónate por qué quieres perder peso, ya sea por salud, por belleza o porque quieres lucir tu cuerpo en las próximas vacaciones, pero lo más importante es que quieras bajar de peso por ti, y no por la presión de nadie más.

Si tus amigos te cuentan maravillas sobre una dieta que les funcionó, esto no significa que vaya a ser buena para ti. Al empezar un régimen hay que pensar en qué fue lo que te hizo engordar, pero debes consultar a un especialista antes de tomar la decisión de la dieta que quieres seguir. Una dieta exitosa implica cambiar tus hábitos alimenticios a largo plazo, para que no sólo adelgaces, sino que también evites volver a ganar peso tan pronto la termines.

Después de plantearte esas cuestiones básicas, ten en cuenta los siguientes aspectos para elegir la dieta que más te conviene según tu estilo de vida y tus gustos:

  • Que tenga metas realistas para ti
  • Que no incluya ingredientes muy caros
  • Que incluya alimentos que puedes encontrar en los supermercados a los que acostumbras ir
  • Que puedas comer variado: frutas, vegetales, granos y cereales integrales, carne y productos lácteos de preferencia bajos en grasa (carne, pollo, pescado), etc.
  • Que incluya comidas que te gustan y que vas a disfrutar comiendo por mucho tiempo
  • Que estés dispuesto a dejar de comer ciertos alimentos o a comerlos sólo ocasionalmente y a empezar a comer algunos nuevos
  • Que incluya la cantidad mínima necesaria de nutrientes y calorías para que puedas reducir de peso sin afectar tu salud
  • Que incluya ejercicio en tu rutina

El hacer dieta siempre implica algún esfuerzo. Por eso es que te recomiendo que elijas una que te agrade y te motive. El llevar un diario de lo que comes es muy útil porque te permite estar conciente de lo que comes. No te olvides de planear con anticipación y de celebrar tus logros. Y, si puedes hacer la dieta con tu pareja o con amigos, el apoyo o, a veces la competencia te puede ayudar.

Bajo: , , , , , Dietas   

Post Relacionados

Comentarios

Comentala