Combate la anemia

Dieta combate anemia

La anemia se produce por la disminución de los glóbulos rojos en la sangre y puede ocurrir por dos causas como son: La falta de hierro que se conoce como anemia ferropénica y puede ser causada porque no se está absorbiendo el hierro por el tracto digestivo de la mejor manera, continua pérdida de sangre, comúnmente por la menstruación, o una gradual pérdida de sangre del sistema intestinal.  Y la otra causa es por la falta de  ácido fólico y se conoce como anemia megaloblástica o perniciosa y puede ser causada por una dieta deficiente de este ácido o por beber alcohol en exceso

Muchas personas con deficiencia de hierro no suelen mostrar ninguna señal de tener este síndrome o algún síntoma ya que van agotando el hierro almacenado gradualmente. Según va progresando la anemia pueden reconocerse algunos de los siguientes síntomas:

Cansancio o debilidad, piel y membranas mucosas pálidas, latidos del corazón muy rápidos, irritabilidad, inapetencia, vértigos y mareos.

Algunas veces estas carencias se pueden corregir consumiendo suplementos vitamínicos o a través de tratamientos dietéticos para la anemia que se basan en ingerir alimentos diariamente ideales para combatirla.

Una nutrición adecuada, incluyendo una dieta rica en hierro, es muy importante para todos los niños. Cuando se establecen buenos hábitos alimenticios desde muy temprano se ayuda a evitar la deficiencia de hierro y por lo tanto la consecuente anemia.

Los alimentos que debes consumir si sufres de anemia son:

Leche y sus derivados son una buena fuente de ácido fólico. En el mercado puedes encontrar leches y lácteos con adición de hierro.

Los huevos en especial la yema se caracteriza por tener grandes fuentes de hierro.

Las carnes en especial las rojas tienen gran cantidad de hierro, es una de las fuentes por excelencia de este mineral, también puedes consumir sus derivados como las viseras.

Los vegetales de hojas verdes son ricos en hierro, como las espinacas, acelgas, brócoli, alcachofa, lechuga y las coles en general.

Los frutos secos tienen grandes cantidades de hierro y aportan a tu organismo este mineral, como las almendras, nueces, pistachos, avellanas, etc.

Los cereales en especial los integrales también aportan a tu organismo nutrientes que te ayudarán a combatir la anemia.

Las legumbres ricas en hierro, la mejor opción son las lentejas, inclúyelas en tus comidas.

Consume alimentos como las naranjas, lechuga romana, espinacas, hígado, arroz integral, cebada, germen de trigo, fríjoles, garbanzos, etc. Estos son ricos en ácido fólico.

Si tienes anemia trata de seguir estos conejos:

No tomes infusiones como el té o café inmediatamente después de las comidas ya que tienen sustancias que inhiben la absorción del hierro.

Después de comer toma siempre un vaso de jugo de naranja, mandarina, limón o cualquier otro cítrico, ya que su alto contenido de vitamina C favorece la absorción del hierro.

Consume alimentos ricos en ácido fólico y hierro como los nombrados anteriormente.

Si consumes algún suplemento vitamínico o de hierro es recomendable que lo ingieras entre comidas, ya que cuando está el estómago vacío aumenta la absorción de los minerales, trata siempre de tomarlos acompañados de jugo de naranja o de toronja.

Combina en un mismo plato una carne o pescado con un alimento vegetal rico en hierro. Añade perejil y limón a las verduras, carnes y pescado.

Cuando comas y desees un postre trata siempre de elegir frutas frescas en especial los cítricos como las naranjas o las mandarinas.

Reduce el consumo de café, té, vinagre y bebidas alcohólicas.

Cuando consumas alimentos ricos en hierro trata de no combinarlos con lácteos ya que disminuye la absorción de este mineral.

Siempre consulta a tu médico antes de tomar o consumir cualquier medicamento, debes también realizarte chequeos para conocer tu estado de salud actual.nn1

Bajo: , , , , , , Nutrición y Alimentación   

Post Relacionados

Comentarios

Comentala