Vinoterapia

Dieta vinoterapia

Este tratamiento utiliza diferentes tipos de uvas, jugos de uvas antes de fermentar, residuos en la producción de vinos, vinos y aceites derivados de las uvas con fines terapéuticos, de belleza, relajantes, reductores, rejuvenecedores, tonificantes y circulatorios.  Sirve para disminuir el paso del tiempo en tu cuerpo y rostro, várices, celulitis y bienestar mental y corporal, contiene antioxidantes y elimina los radicales libres.

También actúa como suavizante de la piel, aumentan la resistencia de los vasos capilares, desinflama, calma, desintoxica la piel expuesta al sol, tabaco, estrés, alivia los calambres musculares, sube las defensas, mejora la artritis, difumina las arrugas y reduce la tensión arterial.

Al momento de realizar este tratamiento se comienza realizando una exfoliación corporal con uvas ya que las semillas retiran células muertas y la pulpa nutre y humecta la piel.

Luego se sumerge a la persona en vino tinto durante 20 a 30 minutos en una tina o pozo de vinoterapia, en donde el agua está a una temperatura determinada para que los poros se abran y penetren las sustancias activas del vino.  Al finalizar se realiza un masaje de relajación con aceite esencial de semilla de uva.

Los expertos afirman que la vinoterapia, a través de sus tratamientos, consigue reducir el abdomen, afirmar los glúteos, tonificar los senos y rejuvenecer la piel.

Aunque es mejor que el realizarte este tipo de tratamientos, en tu casa puedes realizar una terapia de este tipo de esta forma:

Vierte en tu tina 4 tazas de vino tinto y una taza de miel. Mezcla bien con el agua tibia. Sumérgete relájate y disfruta, durante unos 30 minutos.

Hidratante para el rostro
5 uvas (sin semillas ni piel)
3 cucharaditas de fécula de maíz
1 cucharada de avena fina

Machaca las uvas y agrega la fécula de maíz y la avena.  Mezcla hasta obtener una pasta suave y homogénea. Aplica en tu rostro y cuello y masajea de forma suave haciendo masajes circulares. Deja actuar por 10 minutos y retira con agua tibia.

Continua…

Masajes reductores

Dieta masajes reductores

A la hora de perder peso existen muchas técnicas que te ayudan a cumplir tus objetivos.  Y una de estas son los masajes reductores o adelgazantes que te servirán para adelgazar fácilmente.

Debes tener en cuenta que como en cualquier régimen para perder peso debes tener una alimentación sana y actividad física diaria.

Con los masajes reducirás los depósitos de grasa ya que los movilizas y mejoras la circulación de la zona a adelgazar. Las partes en las cuales puedes aplicar estas técnicas y reducir centímetros son cintura, piernas, glúteos y brazos.  Los resultados no son tan rápidos pero si debes estar consiente que la constancia y la disciplina harán que logres buenos resultados.

La duración de cada sesión debe estar entre 20 a 30 minutos.  Bebe mucha agua  diariamente porque te ayudará a eliminar las toxinas que estás movilizando en los masajes. Antes de comenzar este tipo de terapia debes realizarte un estudio para evaluar que tipo de adiposidad tienes y cual es el punto equilibrado al que debes llegar sin excederte.

Las técnicas que se utilizan para los masajes adelgazantes son las siguientes:

Fricción, amasado y golpeteo:
Este tipo de masajes se realiza con las manos haciendo énfasis en la zona afectada.  A lo largo de las sesiones de masajes se debe ir aumentando la fuerza y la intensidad de los mismos para ayudar al organismo poco a poco a movilizar las grasas.  Se deben hacer en dirección de las manecillas del reloj, se pueden acompañar de cremas reductoras y/o reafirmantes, para lograr mayor efecto.

Deslizar las manos ejerciendo presión de manera centrífuga,  manipulación de la adiposidad es levantando, desplazando  y comprimiendo  las fibras musculares unas contra otras, golpes con ambas manos en la zona mejorando la circulación sanguínea.

Aparatos especiales: Aunque se utiliza más para los masajes anti estrés pueden ser un buen complemento con los masajes manuales.

Debes tener en cuenta que la postura es algo muy importante, camina recta y con el abdomen contraído, evita las grasas y consume proteínas saludables,  si después de hacer ejercicio y terapias de adelgazamiento debes comenzar a eliminar de tu dieta el consumo de carbohidratos,  has ejercicios localizados como abdominales.

Continua…

Yesoterapia

Dieta yesoterapia

Este tratamiento últimamente se ha popularizado ya que ayuda a disminuir el volumen del cuerpo y con esto a adelgazar. La base principal del método es aplicar vendas de yeso lipolítico sobre la piel para quemar grasa y reducir tallas significativamente.  También atenúa el aspecto de la celulitis, de las estrías y de la flacidez.

Uno de los ingredientes que actúa en la yesoterapia es la centella asiática que con sus componentes y el yeso elevan el calor del cuerpo estimulando la reducción de grasas y tallas.  Las zonas que se pueden tratar con esta terapia son el abdomen, los muslos, los glúteos, el busto, el rostro y los brazos.

Hay distintos colores de yeso que son utilizados según el efecto que se busca en el tratamiento. El rosa se utiliza para la grasa localizada, la celulitis y previene las estrías; el azul actúa contra la flacidez, el negro es desintoxicante; el amarillo es moldeador y el blanco reductor.  Además existen máscaras faciales de yeso que suavizan arrugas, aclaran la piel y las del busto para aclarar estrías y tonifican.

Los expertos recomiendan al menos 10 sesiones de yesoterapia, pero eso depende de la evaluación que te haga.  Siempre se recomienda acompañar esta terapia con una dieta balanceada y otras ayudas como mesoterapia o drenaje linfático.

Los resultados de la yesoterapia los podrás ver desde la primera sesión, pierdes entre 4 a 10 centímetros dependiendo de tu peso y volumen corporal.  No es casual que se recuperen los centímetros perdidos después del tratamiento ya que no se pierde agua sino grasa.

Debes consultar siempre con un especialista al realizarte este tipo de tratamientos pero también puedes hacerlos en tu casa de esta manera:

Continua…

Chocolaterapia

Dieta chocolateria

En spa y centros de estética existe este nuevo método para preservar la belleza y remover el estrés causado por el día a día.  Ahora aunque en chocolate es utilizado en la gastronomía también es usado en los masajes ya que con su aroma restaurador hace de este una rica terapia para todas.  El cacao posee un alto contenido de antioxidantes que combaten los radicales libres y el envejecimiento prematuro, además contribuye a la oxigenación celular.

Aparte de ser un relajante, también tiene valores cosméticos como adelgazantes, desintoxicantes y reafirmantes de la piel.  Estimulan tu buen humor y tiene propiedades energizantes, reduce la inflamación de los vasos sanguíneos, mejora la circulación y el envejecimiento, los  novedosos masajes y baños con chocolate hidratan la piel y combaten la celulitis.

Se basa en realizar masajes relajantes, corporales y faciales sirve para todo tipo de pieles.  Tu cuerpo es envuelto en una ligera capa de chocolate caliente y lo dejan sobre tu piel durante 20 minutos, después de este tiempo, si se quiere hidratar la piel se aconseja realizar un masaje con manteca de cacao y si lo que deseas es reafirmarla o acabar con las estrías se hace un masaje con aceite de flor de cacao.

Luego de culminar con la terapia tu piel no solo se sentirá suave y nutrida, sino que tú también estarás mucho más tranquila, relajada, feliz y con mucho ánimo.

Si prefieres comerlo también le brindará beneficios a tu mente y cuerpo pero recuerda consumirlo con moderación y bajo en grasa, puedes elegir el cacao o chocolate puro:

Sensación de felicidad ya que induce la producción de sustancias en tus hormonas que producen sensaciones de felicidad, tranquilidad, relajación y felicidad.

Continua…

Relájate con estos aceites de baño naturales

Relajate aceites naturales

Si añades aceites a tu baño diario,  lograrás un tratamiento delicioso y humectante, este tipo de baños es excelente para todo tipo de pieles pero especialmente las secas.  El aceite flota en el agua mientras te bañas y se pegará ligeramente a tu cuerpo. Ayudará a que te relajes y te sientas con más ánimo todos los días. Ten cuidado ya que los aceites hacen que la bañera quede resbalosa.

A la hora de sumergirte en la bañera, acomódate y cierra los ojos, deja tu mente en blanco y relájate completamente.  Realiza un masaje en tu cuerpo con un guante de crin o una esponja suave tratando de comenzar desde un punto y terminar en el corazón.

Luego de realizar el baño puedes realizar un masaje con alguna crema hidratante, lo aconsejado sería que lo hicieras en la noche para que descanses mejor, puedas relajar tus músculos y hasta combatas el insomnio.

Baño relajante
2 cucharadas de aceite de jojoba
2 cucharadas de aceite de almendras
25 gotas de aceite esencial de lavanda
10 gotas de aceite esencial de rosas
5 gotas de aceite esencial de ylang yalng

Mezcla los ingredientes en una botella de vidrio y tapa bien.  Al momento del baño agrega una cucharada de la mezcla en la bañera con agua tibia y revuelve bien.  Este baño te hará relajar. Puedes acompañar con música suave.

Continua…