Dieta durante la lactancia

Dieta lactancia

Durante el embarazo ganas muchos kilos, pero no te preocupes, ya que estos kilos son una reserva natural de calorías que tu cuerpo acumuló en grasas para el gran momento de la lactancia.  Sin hacer grandes sacrificios y esfuerzo y a la medida que vayas lactando a tu bebe irás perdiendo peso en un par de meses.

En los casos que se haya subido de peso en exceso durante el embarazo, es aconsejable consultar a un nutricionista para que él te indique una dieta debidamente calculada, y que te permita perder el peso excedido de a poco.

Debes cuidar tu alimentación en esta época ya que todo lo que consumes va directo a la leche que consume tu bebe, sigue estos simples consejos:

•    Es importante que comas de todo, fruta, verdura, carne, pescado, cereales, pastas, grasas y sobretodo mucho líquido.
•    La cantidad de comida no ha de ser mayor ni menor de lo habitual, no debemos guiarnos por el tópico de “comer por dos”, simplemente come según tu apetito.
•    En la cantidad de líquido que debes beber, ten en cuenta que cada vez que termines de lactar a tu bebe, tienes que recuperar el líquido perdido, tomando un vaso de líquido. No es necesario que sea leche, puedes tomar jugos, infusiones, batidos, o simplemente agua.
•    Es importante que tomes calcio, por lo tanto (independientemente de que tomes suplementos de calcio) debes comer queso, yogurt, o cualquier producto lácteo que te guste.
•    El hecho de que tengas mucha sed, o que al orinar, la orina sea más oscura de lo habitual, son signos que te avisan de que necesitas beber más agua.

Una dieta adecuada durante la lactancia proporcionará al bebé los nutrientes necesarios para su desarrollo y evitará que la salud de la madre se vea afectada a corto o largo plazo. Además te ayudará a bajar de peso sin afectar la calidad de la leche que le ofreces a tu hijo:

Continua…

Cuida tu piel durante el embarazo

Dieta cuidado piel embarazo

Además de los cuidados que debes tener para que tu bebé nazca en condiciones buenas, es importante que conozcas la importancia de cuidar y proteger tu piel durante el embarazo ya que necesita extremar los cuidados que le brindas habitualmente.

Tu cuerpo comienza a presentar cambios como estiramiento, tensión por el aumento del volumen de pecho y abdomen, el rostro se puede volver seco, pierde brillo y hasta aparecen manchas.

Debido al estiramiento de la piel, se producen estrías, ya que cada centímetro que se le añade a la cintura o al pecho aumenta la tensión de las fibras de colágeno y elastina y muchas de ellas se rompen, ocasionando una especie de cicatriz al comienzo roja y luego de color blanco.  Al mismo tiempo se produce resequedad y en ocasiones descamaciones de la piel. Para prevenir esto es necesario proporcionarle a la piel hidratación, nutrición y humectación de manera profunda.

También en el embarazo puede aparecer celulitis ya que el organismo retiene gran cantidad de agua que debería ser eliminada y si en algunas zonas donde se localiza la grasa se junta con esta retención de líquido provoca la piel de naranja o celulitis.  Para evitarla lo ideal es realizar masajes localizados y también se pueden realizar ejercicios que favorecerán la circulación.

Es importante también mantener una buena hidratación desde dentro hacia fuera, si solo aplicas cremas o realizas masajes no estarás previniendo las estrías, toma mucha agua durante el día de esta forma no solo estarás hidratando tu piel sino que además eliminarás toxinas en tu organismo, consume alimentos que contengan antioxidantes y vitamina C que produce elastina y colágeno para aumentar la elasticidad de la piel.

Continua…

¿Dieta en el embarazo?

Dieta embarazo

La dieta que realices durante tu embarazo es determinante a la hora de determinar que enfermedades va a padecer tu hijo cuando sea adulto, muchas veces las madres se preguntan porque los niños son tan ansiosos, engordan con facilidad y tienen problemas de concentración en el colegio y la respuesta es que una de las causas principales es la dieta que se lleva durante el embarazo ya que tiene un efecto profundo el resto de la vida.

Algunas mujeres durante el embarazo creen que no es bueno cuidarse y siguen sus antojos poco saludables de azúcar y grasas, estos métodos causan que la placenta pierda la capacidad de absorber los nutrientes que pasan por la sangre materna y esto programa mal al bebé y puede causar que el niño en su adultez sea obeso.

Durante el embarazo el embrión recibe los nutrientes a través de las arterias que llegan a la placenta desde la sangre de la madre.  Cuando la mamita sigue una dieta la comida es absorbida y a través del hígado es convertida en alimento para el bebé y este alimento va recorriendo la sangre hasta llegar a la placenta donde entra a la circulación sanguínea del bebé.

Si la mamita lleva una dieta con pocas proteínas y muchos azúcares comienzan a ocurrir cambios que llevan al bebé a ser obeso cuando crezca.

Continua…