Adelgaza sin hacer dieta

Adelgazar sin dieta

Toma mucha agua durante el día, te ayudará a eliminar toxinas, humecta tu piel, te genera sensación de llenura, elimina la retención de líquidos y tu cuerpo se sentirá mejor.  Puedes sustituir el café por té o infusiones de hierbas que además de ayudarte a adelgazar también te sirven como calmantes, depurativas, digestivas, etc., dependiendo de las que elijas.

Algunas veces el tiempo con el que contamos para cocinar en casa no es suficiente pero recuerda que es mejor para tu salud.  Algunos platos te toman solo 10 minutos para prepararlos. Si comes fuera de casa o no tienes mucho tiempo para cocinar, no ingieras productos como pizza, congelados, procesados y menos la chatarra.

Activa tu metabolismo trabajando tus músculos y esto lo haces realizando alguna actividad física diariamente.  Camina para hacer ejercicio cardiovascular, también puedes nadar, patinar o correr.

Consume vegetales crudos ya que contienen más fibra y muchas más vitaminas beneficiosas para tu cuerpo.  Prepara ensaladas condimentadas con limón, aceite de oliva o vinagre.

No dejes de desayunar nunca ya que tu metabolismo no reaccionará y durante el día tendrías que comer más de lo que deberías. Un desayuno saludable incluye un producto lácteo de preferencia descremado, una fruta y cereales.

Trata de ingerir cinco comidas diarias en poca cantidad sin dejar pasar más de cinco horas entre comidas y de esta manera tu cuerpo no necesitará comer demasiado durante el día.

Después de las comidas trata de caminar durante 10 a 30 minutos para digerir mejor la comida y se active tu metabolismo.  Si estás en casa aprovecha después de comer realizar alguna tarea doméstica para no quedarte sentada y menos dormir.

Algunas veces dejamos de hacer cosas porque nos dan pereza o nos implican algún esfuerzo físico que no deseamos realizar, por ejemplo evita si vas al centro comercial usar las escaleras eléctricas y el ascensor y sube caminando. Si tienes un trabajo sedentario trata en algún momento moverte y estirar los músculos.

Por último no te obsesiones por adelgazar, aunque tener obesidad es una cuestión que disminuye tu calidad de vida y una figura menos atractiva eso no te garantiza que adelgazando sin pensar en tu salud te hará más feliz o una mejor persona.  No te tortures dejando de comer ya que esto te causará un mal mucho peor.  No te niegues tampoco algunos días comer algo que te gusta y darte un caprichito ya que si lo haces de forma moderada puedes compensarlo luego comiendo sano y haciendo ejercicio.  No quieras adelgazar de forma rápida siempre ten en cuenta que todo lleva un proceso y este se debe hacer lentamente y controlado así no perderás tu salud y no aumentarás de nuevo los kilos que perdiste.

Animo las cosas se pueden lograr si lo haces de manera consiente y feliz.

Bajo: , , , Nutrición y Alimentación   

Post Relacionados

Comentarios

Comentala